martes, mayo 01, 2007

De vuelta al colegio

Tengo una amiga que dicta clases en un colegio llamado "British Royal School". Ahí, para celebrar el día internacional del libro realizan una actividad llamada "El Ágora". Un día particular de la semana van profesionales, invitados por los profesores, a dictar charlas sobre cualquier tema que les pudiera interesar a los alumnos. Varias charlas se dictan simultáneamente por lo que los alumnos deben optar por cuales les interesan inscribiéndose con anterioridad en una lista. Resulta que una amiga dicta clases en ese colegio y no halló nada mejor que invitarme a hablar sobre algún tema de mi elección. Yo, super ego, dije "pfff, por supuesto" y pensaba para mi "que tarea más fácil": ERROR! Cuando me hicieron la propuesta me decía: "Tengo la oportunidad de mostrarles el lado apasionante de la Ciencia. Mostrarles que a pesar de todo ingeniería no es tan terrible. Mostrarles que las Matemáticas te abren un nuevo mundo". Para hacer eso me plantee hablarles desde mí trabajo de memoria y de ahí derivar a cuestiones más filosóficas: relacionar realidad, virtualidad, percepción, complejidad, etc. La presentación se llamaba "Autómatas Celulares: la simplicidad de lo aparentemente complejo", ultra cliché el nombre. Comencé planteándoles preguntas del tipo ¿Cuando algo es complejo o simple?, ¿Para obtener complejidad las partes que la constituyen deben ser complejas? ¿Tiene alguna relación lo complejo con lo aleatorio?
Los fenómenos físicos, biológicos, económicos, sociales, ¿tienen alguna relación entre si? ¿Un mundo virtual es real? etc. Les hablé de los
Autómatas Celulares, del Método Científico, Maquinas de Turing y el problema de la parada, Complejidad Estructural de Kolmogorov, Teorema de Incompletud de Gödel, Aleatoriedad, Autopoiesis. La verdad espero no comprendan nada de lo que estoy hablando para que sientan las penurias a las que sometí a mis oyentes. En fin, preparé un powerpoint, llevé unas aplicaciones de software y listo, con esto me los gano. Entro a la sala, llegan los alumnos y comienzo a disertar. Al principio, con las preguntas, engancharon un poco pero a medida que yo hablaba y hablaba veía como sus caras comenzaban a deformarse, se ponían rojas y se masajeaban la cabeza, en síntoma de agonía. Incluso uno se golpeaba la cabeza contra el escritorio. Y para rematarlos me mando la volá sobre nuestras limitaciones en la percepción del universo, dado lo que les había hablado, y les planteo la cuestión sobre si poseemos libre albedrío o estamos destinados, manejados por una mano invisible... Silenciooo....
Mis oyentes no sabían lo que era el libre albedrío. Termine en derrota y probablemente el mundo científico haya perdido futuros estudiantes y las humanidades ganado un numero igual :P Luego, conversando con el resto de los presentadores supe que no había sido el único con tan trágico destino. Otro ingeniero que quiso hablarles de Redes Neuronales tuvo casi tan mal resultado como yo. Pero de todo esto, si salio algo positivo: identifiqué mi error. Tantos años en ingeniería me hizo suponer un publico tipo ingeniero. Si bien en la charla no mostré ninguna formula extraña y todo lo explique en forma gráfica, la forma de asimilar la información es distinta. No se si será la edad o que, pero definitivamente hizo falta hacer más tangible el tema, abordarlo de forma más práctica como con algún juego. El problema fue que nunca hubo un dialogo real. Las preguntas que les planteaba despertaban su interés pero jamás les di tiempo para escuchar sus raciocinios. Yo escupía y escupía palabras. En fin, el próximo año no fallaré.

Ahora pasando a otro tema semi-relacionado. El domingo recién pasado vinieron mis sobrinos (5 y 3.5 años) a mi casa. Sin pecar de soberbia puedo afirmar que mis sobrinos me adoran. ¡En serio! Creanme. En fin, luego de almorzar se fueron a la plaza a jugar. Yo los alcanzaría más rato, después de bajar un poco la comida. Cuando iba yo llegando a los juegos, mi sobrina V parte corriendo a abrazarme. La abrazo, la tomo de las dos manos y la hago girar y volar. Viendo esto el resto de los niños que estaban jugando con ellos (todos en el mismo rango de edad), quisieron que los hiciera volar y girar. Tengo paciencia y espíritu infantil así que me dedique la tarde a jugar con toda la tropa de bandidos :P Reviví jugar a la escondida, la pinta, la pinta inglés, la pinta mantequilla, las luchas y además jugamos a los Power Rangers (Fantabuloso!!) y a otras series de TV actuales, igual que como cuando chico yo jugaba a San Ku Kaï, He-Man, etc :P Ese día tenia que hacer hartas cosas pero claramente no las hice todas por pasar la tarde jugando. Generalmente cuando no cumplo mis planes me frustro pero ese día se sintió y fue 100% aprovechado. Con este tipo de experiencias me he estado preguntado desde hace unos meses medio en broma ¿y si en lugar de ingeniería hubiera estudiado educación parvularia? De repente si a los 18 hubiera sabido como explotar este espíritu infantil y no me hubiese importado tanto "el que dirán" tal vez hubiese postulado, pero difícil, estaba obsesionado con ser "científico loco" :P Eso si, la cotona verde jamás! JAJAJAJAJA. Tal vez debiera seguir estos ejemplos hollywoodenses:







10 Comments:

Anónimo said...

hola !

solo comento por q es mi obligacion
ejejeje

no se q comentar lo lamento tengo sueño y toi enferma te lo debo ya


besos

may

gracias por la explicacion de la pinta mantequilla
dorina
next
doña juana
soprole

ehhh gane !!

Ella en la cama said...

Querido:
Volver al colegio, a dar una charla no es el mejor panorama. Conversamos ese día de tus sobrinos, y si, estabas agotado.
ciao sebastian

Invasor Studio said...

En una discusión sobre ñoños, un tipo comenzó a tirar caca, alguien le respondió lo siguiente:
"Trata bien a los nerds, algún día terminarás trabajando para uno de ellos"
y hay que decir que es una frase excelente... jajaja.
Bueno, tu artículo está muy entretenido, los niños son ñoños chicos como los ñoños son niños grandes, así que es completamente legítimo que te llevaras tan bien con el ejército de los mocos.
Un abrazo!

Invasor Studio said...

pfff... qué tarado soy, te contesté en otro tema. Me refería a la tarde divertida con los niños. En el tema de tu vuelta al colegio, qué puedo decir, los adolescentes son estúpidos, pero las chicas son guapas así que no es tan terrible.
Yo fui a hacer una charla sobre los deberes y derechos del ilustrador a un evento de la Universidad de Chile el año pasado, cuando la gente comenzó a bostezar y a irse de la sala me empecé a poner nerviosísimo y sudaba más de lo que hablaba, fue terrible. Pero luego reflexioné y me puse a pensar que, quizá, no haya sido buena idea darme vuelta en tecnicismos, sobre todo si quieres mantener a la gente interesada es propicio tomar como punto inicial lo que ellos ya saben e introducir la información nueva de manera dinámica y usando un lenguaje apropiado para el público al que te diriges.
Salu2, maldito!
Chamán.

NataliailataN said...

yaaaa!!!

cambia el post!


la verdad, voy a ser sincera: no te he posteado porque este tema no me inspiró.

Prometo que al siguiente lo haré.

Meintras tanto, porqué no me explicas cómo hacer 3 columnas en el blog? lo he visto explicado en miles de partes, pero no le pego mucho al HTML y me da lata instruirme :S

Saludos!


N.

Ricardo Cortés said...

Tienes que haber estado dando mucho jugo para explicarle cosas como la autopoiesis a los pendejos y esperar que no se aburrieran.

Te hubiera ido mejor si les hubieras hablado de sexo.

jajaja.

Francisca said...

No opino lo mismo que el de arriba, teniamos un profe de religión que sólo hablaba de eso y nos tenia horriblemente chatos. El pobre quedó con mote de degenerado...

Me cague de la risa con la foto de Vin Diesel.

Pelao desgraciao... y no me podiai contar eso en el messenger??? Habria sido mucho mas divertido de un "comoestaibienytuyotambien".
Por ultimo, hazle propaganda al blog.

Saludos!

CUCHO said...

Hola

Cuando chico la verdad uno no sabe lo que quiere y eso es la verdad. Es más cuando se es mejor como decía un amigo “se es weon”, por que uno como que no dimensiona el efecto que puede tener cometer un error que te puede costar un año o varios más. Igual uno se mete a ingeniería con el animo de que indiquen todo como un gran tutorial sobre como ser un científico loco, al final uno cae en teja que la vida es menos que eso y mas en un país como este, y mas encima uno se da cuenta que no aprendió nada y debes volverte autodidacta nuevamente con los conocimientos (como que la u te forma no mas).
A lo mejor los niños a los que le hacías la charla realmente te pescaban y el hecho de ponerte tanta atención hacia que ellos se murieran de sueño, a lo mejor estaban concentrados, un efecto muy parecido a la de la prueba de actitud……..podrías haberles dado dulces jeje.
Es bueno a veces acordarse de que también se fue niño alguna vez.

Saludos

CUCHO said...

fe de erratas quiso decir mechon no mejor (arriba)

Ricardo Cortés said...

En una discusión sobre ñoños, un tipo comenzó a tirar caca, alguien le respondió lo siguiente:
"Trata bien a los nerds, algún día terminarás trabajando para uno de ellos"


Ese fué Bill Gates.

Pero es verdad.